El Castillo

La historia de esta propiedad, se extiende a varios siglos atrás, hasta donde alcanza la memoria.
Cuenta la leyenda que esta tierra rural perteneció a un Noble del siglo XIII.

Leer sobre el castillo

La historia de Le Chateau des Alpilles

Inicialmente fue una granja, («Mas de Gaillard»), y más adelante se convirtió en un castillo («Château des Alpilles»). La historia de esta propiedad, se extiende a varios siglos atrás.

Cuenta la leyenda, que esta tierra rural perteneció a un Noble del siglo XIII. Aunque no hay nada que se pueda encontrar para confirmar este mito, un ciprés de varios cientos de años, atestigua el hecho de que este dominio se remonta, a tiempos medievales. Varias familias en sucesión, habitaron este lugar.

Charles Gaillard, heredó el dominio en el siglo XVII, por lo tanto, sin ninguna duda, de allí procede el antiguo nombre de «Mas de Gaillard». Cien años más tarde, le correspondió a la familia Blain, tomar posesión de la tierra, y con ellos, la frase «la vie de château». (Es decir, la vida de castillo en todo su esplendor), tuvo su significado completo.

De hecho, hacia 1825, Pierre-Paul Blain, tenía una imponente casa señorial, construida cerca de la antigua casa de labranza, el «Mas», rodeada de numerosas especies de árboles regionales y exóticos, de fuentes de agua, y más adelante, la capilla.

La familia residía allí a menudo, y con la ayuda de uno de sus miembros, Amédée Pichot, las más importantes figuras políticas y literarias de París, —…Guizot, Lamartine, Thiers… – fueron asiduos visitantes y se deleitaron en el lugar.

Sin embargo, con el tiempo, su fortuna se redujo y el castillo cayó un poco en mal estado. Así, cuando la familia Bon la asumió en 1979, era una propiedad del tipo,”Rip Van Winkle”… desaprovechada, y durmiendo en su entorno verde.

Fue entonces que, Completamente encantadas con la casa y el parque, y con su historia rica y variada, Françoise Bon y su hija Catherine, se ocuparon de la restauración y el embellecimiento para que sea la magnífica «Château des Alpilles», destinada para vuestro placer y disfrute, hoy.