Esta es la emocionante aventura de la familia Bon, quienes compraron esta residencia de Nobles en 1979, con la idea de convertirla en un hotel lleno de gracia, un «Hogar de Hogares» donde los huéspedes se puedan sentir entre amigos. La ultima en unirse fue, la hija, Catherine, de profesión químico, en 1984.

El equipo conformado por la madre y la hija, se estableció para decorar, renovar y transformar esta casa solariega, asegurándose de cuidar todos los aspectos que contribuyan a preservar su encanto original y su ambiente. Ha sido un arduo trabajo, y a la vez divertido, y el cual, es muy probable que continúen durante algún tiempo, con las dos encantadoras nietas entrenándose para continuar la tradición familiar.

La Historia Familiar

Una historia de tres generaciones de mujeres.